sábado, 23 de noviembre de 2013

Posted by Elena Díaz On 12:34
La moda es uno de los sectores más importantes en la sociedad actual, tanto económica como culturalmente hablando. Presente en nuestro día a día es un fenómeno en expansión en el que prolifera la competencia y ello conlleva que tenga que estar continuamente reinventándose a fin de adaptarse a nuevas tendencias, o no tan nuevas, con el objetivo de sobresalir en este cada vez más “clonado” mundo que supone el sector textil y de los complementos.

miércoles, 13 de noviembre de 2013

Posted by Elena Díaz On 4:06

Se dice que en el amor y en la guerra todo vale pero, ¿y en los negocios? La publicidad se ha convertido en una poderosa herramienta de las empresas que, no solo constituye una forma de comunicación de los productos novedosos que ofrecen en el mercado, sino que influye de forma persuasiva en el consumidor para que adopte determinadas actitudes o realice actos concretos. 

viernes, 1 de noviembre de 2013

Posted by Elena Díaz On 10:44
Siguiendo con la serie de post dedicados al mundo blogger, hoy he querido dejar al margen el aspecto legal, para centrarme en una característica que creo indispensable en cualquier blog o artículo que se precie: la veracidad y conocimiento de causa en los contenidos.

Esto, que a simple vista nos pudiera parecer lógico y, en consecuencia, carente de sustancialidad para que yo lo mencione aquí, sin embargo, es una facultad que no está tan extendida como debiera. A las pruebas me remito, y es que gracias a un tweet de Leandro Núñez (@leoplus), pudimos comprobar hace unos días como uno de nuestros periódicos de tirada nacional cometía varios errores en el contenido de uno de sus artículos.


Por lo que podemos ver, ningún medio está exento de este riesgo (no hablemos ya de redes sociales tipo Twitter o Facebook donde la rapidez y lo escueto del mensaje puede inducir a error). Y, si bien es cierto que todos podemos equivocarnos, cuando es por falta de información, desconocimiento o por no profundizar en el tema que nos ocupa, ello puede afectar a nuestra credibilidad y reputación en la red. Nuestros seguidores buscan transparencia y credibilidad en la información (para encontrar lo opuesto, hoy en día y lamentablemente, no hace falta buscar mucho). Si una persona se fija en tu blog y decide seguirte es porque considera que aportas unos contenidos interesantes y al menos, ciertos.

Hablar con propiedad o conocimiento de causa debe ser uno de los pilares en los que debería fundamentarse nuestro cuaderno de bitácora, no solo ya por las razones expuestas, sino que además es un valor añadido para permitir una mayor interactividad en nuestro sitio web, la cual resulta esencial en la web 2.0. Si sabemos de lo que hablamos, nos explicaremos mejor, habrá una mejor recepción del mensaje por parte del lector y dará pie a posibles comentarios.

En todo caso, cuando por cualquier causa, ajena o no a nosotros, “hallamos metido la pata”, siempre podemos corregir el error. Rectificar es de sabios, y seguro que los lectores agradecerán en mayor medida que seamos humildes y reconozcamos el fallo, ya que de nada nos sirve en este terreno la soberbia y la arrogancia.

Asimismo, sabemos que el conocimiento, sobre todo en este tipo de soporte, es colectivo, y el error de uno da pie a que otro pueda corregirlo (siempre con respeto), enriqueciéndose así no solo ambas personas sino toda la comunidad.


Siempre se ha dicho, “¿qué lo has sacado de internet? Entonces no es muy fiable”. Rompamos el mito, tratemos de darle categoría a nuestro blog.